Diario TI | Podcast

Actualidad en Redes - Wi-Fi 6, 5G, OpenRoaming e Intent Based Networks

June 22, 2020 Hector Pizarro
Diario TI | Podcast
Actualidad en Redes - Wi-Fi 6, 5G, OpenRoaming e Intent Based Networks
Show Notes Transcript

Podcast inaugural de Diario TI.

Uno de los eventos paralelos realizados en el marco de Cisco Live 2020, fue un webinar organizado por NetEvents Interactive, titulado "What's Hot in Networking", en el que participaron ejecutivos de Cisco, Apstra, NVIDIA, Juniper Networks y Global Data.

El panel abordó temáticas como IBN o redes autoadaptables, la iniciativa OpenRoaming, Wi-Fi 6 y 5G. Los participantes también se refirieron a las distintas problemáticas que ha debido enfrentar el empresariado, en todas partes, como resultado de la pandemia, colocando el énfasis en la infraestructura de redes y conectividad.

Diario TI participó en el evento, que resumimos en este podcast.

Enlaces:

- Descargue el e-book "Intent-Based Networking for Dummies" desde el sitio de Apstra (requiere registro) 

- Artículo de Diario TI sobre OpenRoaming, iniciativa de Cisco, ahora a cargo de Wireless Broadband Alliance 

Bienvenidos a este podcast de Diario TI. Mi nombre es Héctor Pizarro.

Uno de los eventos paralelos realizados en el marco de Cisco Live, que tuvo lugar la semana pasada, fue un webinar organizado por NetEvents interactive, titulado "What's Hot in Networking", o actualidad en networking, en el que participaron ejecutivos de Cisco, Apstra, NVIDIA, Juniper y Global Data. También asistí yo, en representación de Diario TI.

El panel abordó diversos temas, como las redes auto adaptables, conocidas en inglés como intent based networks, junto la iniciativa de Open Roaming y Wi-Fi 6. Los participantes también se refirieron a las distintas problemáticas que ha debido afrontar el empresariado, en todas partes, como resultado de la pandemia, colocando el énfasis en la infraestructura de redes y conectividad.

Jeremiah Caron, moderador del evento, partió señalando que nunca hemos dependido tanto de la tecnología como ha sido el caso de los últimos 2 meses. Puso además de relieve que durante este período han cambiado las prioridades de las empresas, en el sentido que se ha dado más importancia a la seguridad de los empleados, y en segundo lugar a la supervivencia, la continuidad del negocio, es decir; hacer lo posible por superar la situación. Por ello, metas como el crecimiento de las ventas dejaron de ser prioridad. Señaló que en tal sentido conviene tener presente que es demasiado temprano para saber cuál será el impacto verdadero de la pandemia. 

Respecto al tema de fondo, es decir las novedades en redes, Caron identificó a wireless, es decir la conectividad inalámbrica, como la primera tecnología a tener en cuenta. Dio entonces la palabra a John Apostolopoulos, Vicepresidente y CTO de la división de redes autoadaptables y los laboratorios de innovación en Cisco, a quien consultó sobre el posible vínculo existente entre la esfera de lo inalámbrico y las redes autoadaptables, que ha sido uno de los temas a los que el evento Cisco Live dedicó atención.

Al respecto, el ejecutivo de Cisco dijo que las redes empresariales están cambiando hacia las redes autoadaptables, o Intent Based Networks. A partir de ahora me referiré a este tipo de redes por su sigla, IBN. El representante de Cisco dijo que hace 6 años su empresa comenzó a considerar algunos casos de uso que deberían ser resueltos con miras al futuro del sector. El resultado ha sido IBN, cuyas bases fueron desarrolladas teniendo presente las necesidades alambicadas e inalámbricas, creando así un enfoque integrado. Desde una perspectiva organizacional, Cisco decidió el otoño pasado unificar todos estos proyectos y desarrollos en un área de negocio ya que así podría crear soluciones más integradas para todos sus clientes. 

También comentó que incluso en el sector de redes hay discrepancias, o más bien dicho distintos enfoques y definiciones sobre lo que es IBN. Al respecto, hizo referencia a un libro elaborado por Apstra, es decir por la competencia, que aborda y define esta temática. Al pie de este podcast incluiremos un enlace hacia el libro, que es denominado "IBN para Dummies". 

Luego, Apostolopoulos  mencionó el concepto de Wi-Fi First explicando que todos estamos usando Wi-Fi. Sobre el particular, mencionó que probablemente todos quienes estábamos conectados al webinar lo hacíamos mediante Wi-Fi. Dijo que si bien Wi-Fi funciona, el problema es que la banda ancha se está congestionando, y que lo mismo está ocurriendo con el espectro. Parte de la solución provendrá del uso de Wi-Fi 6, que opera en la banda de los 6 gigahertz. Indicó que esto se traduce en un espectro de 1200 megahercios, lo que constituye un espectro prodigioso que hará posible utilizar un conjunto totalmente nuevo de aplicaciones. El ejecutivo de Cisco dijo que si bien es cierto Wi-Fi funciona en los hogares, y para el trabajo remoto, los problemas comienzan a presentarse para el usuario móvil, que debe conectarse en lugares como aeropuertos, donde los problemas afectan tanto al propietario de la red, como a los usuarios. Éstos problemas son de índole técnica y comercial, a cuya solución el equipo de  Apostolopoulos ha estado dedicado durante varios años. La solución propuesta por Cisco a esta problemática fue Open Roaming, que actualmente está siendo estandarizado por la Wireless Broadband Alliance. El objetivo de la iniciativa es proporcionar acceso automático y seguro a las redes Wi-Fi. Hace unos días, por cierto, en Diario TI y publicamos un artículo sobre el tema, cuyo enlace incluiremos al pie de este podcast. Apostolopoulos contextualizó la iniciativa señalando que cada vez que viajamos alrededor del mundo, encendemos nuestro teléfono móvil y rápidamente éste se conecta a una red celular. Mientras estemos pagando, es decir, cubriendo el gasto de roaming correspondiente, será posible conectarnos a Internet. Agregó que históricamente este no ha sido el caso con Wi-Fi y que el objetivo primordial del ecosistema de open roaming es permitir a los usuarios, en cualquier lugar del mundo, poder conectarse de manera técnicamente confiable y además segura a una red Wi-Fi.

Tomó entonces la palabra Bob Friday, CTO y cofundador de Mist, una empresa de Juniper Networks quien comenzó señalando que la ampliación del espectro probablemente inspirará una nueva ronda de innovaciones. Friday citó un reciente informe de Cisco, según el cual el 70 por ciento del tráfico de Internet ocurre en redes inalámbricas. De ese total, el 50 por ciento corresponde a redes Wi-Fi. Indicó que la era del Wi-Fi empresarial comenzó, en realidad, cuando Intel llevó la tecnología Wi-Fi a las computadoras portátiles. Lo que estamos viendo actualmente, indicó, es un nuevo paradigma, según el cual Wi-Fi y la conectividad inalámbrica tienen relevancia crítica para los negocios. La sociedad en sí se está trasladando los espacios móviles, dijo Friday, por lo que las autoridades reguladoras del espectro están respondiendo a tal realidad.

Kevin Deirling, Vicepresidente Senior de Nvidia señaló que la discusión sobre Wi-Fi es excelente, pero que al mismo tiempo está ocurriendo otra gran innovación en el ámbito de 5G al cual no se está asignando un nuevo espectro, sino que simplemente se está utilizando el espectro ya que tenemos, de manera más eficiente. Para lograr este objetivo se requiere un formidable volumen de tecnología en los codecs de banda base, esquemas de modulación, corrección de errores y otros procesos que requieren computación de gran, gran intensidad, según recalcó. Es en este contexto que empresas como Nvidia y sus GPU muestran su relevancia, dijo Deirling, agregando que Nvidia está realizando lo que denominó "radio definida por software". Indicó que el desarrollo de una plataforma a escala requiere crear algo que es altamente distribuido que además es definido por software y acelerado por hardware. Refiriéndose al proceso en sí indicó que esta definición y aceleración evitan que un técnico tenga que subirse a una torre para cambiar algoritmos y hacer ajustes en el hardware. Ahora, hacemos todo en software, pero para hacerlo, necesitamos una sincronización verdaderamente precisa, del orden de los 20 nanosegundos de sincronización entre los nodos. A esto se suma el hecho de tener que coordinar tal trabajo con multitud de socios comerciales como por ejemplo Juniper y Cisco, con la intención, además, de que estos productos lleguen al mercado.

Uno de los participantes en el panel preguntó al ejecutivo de Nvidia si 5G está comenzando incorporar espectro no licenciado, también conocido como bandas de uso general, a lo que Deierling respondió afirmativamente, en el sentido que hay un gran número de interesados en el tema, y que la gran ventaja, al ser no licenciado, es que mientras más ágil y adaptable sea la empresa, más rápido podrá llegar al mercado y, por consiguiente, mayores las posibilidades de tener éxito en el espacio no licenciado.

Tomó entonces la palabra Mansour Karam, presidente y fundador de Apstra, quien señaló que la importancia cada vez mayor de Wi-Fi pone de relieve el hecho que el proveedor de Wi-Fi a una empresa no necesariamente es el mismo que proporciona su LAN o centro de datos. Esto resulta, evidentemente, en entornos empresariales multi proveedor. La pandemia ha puesto de relieve la necesidad de hacer cambios rápidamente. Estos entornos multi- vendedor son actualmente fundamentales para las empresas, y por lo tanto tener la capacidad de gestionar el aprovisionamiento de estos vendedores, mediante software, se hace igualmente fundamental.

Jeremy Caron dijo entonces que a comienzos de este año todos estaban hablando de los centros de datos distribuidos y el surgimiento de la computación en el borde. En tal sentido, preguntó al ejecutivo de Nvidia cuáles serían los grandes temas que los arquitectos del ramo se plantean actualmente, en la medida que el mundo se traslada al borde de la nube.

 Kevin Deierling respondió que, de partida, la programación ya no está en los servidores. La nueva unidad de computación es el centro de datos, y en realidad se está ejecutando una aplicación distribuida a través de todo el centro de datos. Y en lo que toca al borde, realmente se está fragmentando aún más. Es decir, en lugar de un centro de datos gigantesco y centralizado, que tiene 10.000 computadoras, ahora tienes 10.000 centros de datos en el borde, ejecutando todo tipo de funcionalidad. Un factor fundamental a tener en cuenta es que todos son nativos de la nube, lo que hace posible hacer las cosas de manera dinámica. Asimismo, es necesario actuar de manera segura, ya que hay confianza cero. En tal sentido, explicó que en el borde se conectan cámaras y dispositivos sobre los que no se tiene control alguno. Tampoco hay guardias de seguridad, como ocurre en un gigantesco centro de datos centralizado. Entonces, al hacer que todo sea definido por software y acelerado por hardware requiere una gran capacidad de cómputo. El representante de Nvidia puso además de relieve la necesidad de contar con automatización e inteligencia artificial ya que la capacidad de los humanos de responder es bastante lenta. La necesidad es evidente entonces; se necesitan máquinas autónomas de inteligencia artificial.

¿Cual es la diferencia entre la red nativa de la nube versus otro tipo de redes? Consultó Caron a Deierling, quien respondió que en un ámbito de red tradicional había aplicaciones monolíticas de larga vida, situación que la nube modificó radicalmente. Es decir, si se necesita llevar un gran volumen de escalabilidad a millones de usuarios y millones de dispositivos, ya no es posible hacerlo mediante una plataforma gigantesca, aunque monolítica, ya que, en primer lugar, los problemas son demasiado grandes y se necesita un modelo distribuido. Para hacerlo, es necesario contar con una solución basada en contenedores, según explicó. Así, en lugar de tener una aplicación monolítica, tienes contenedores efímeros que vienen y van constantemente. Todo lo que necesitas hacer es automatizarlo todo. El resultado es que cuando estás programando, no estás programando el servidor, si no estás programando todo el centro de datos y estarás componiendo, dinámicamente, la computación exacta que necesitas en ese centro de datos. Y qué ocurre si tienes una gran tarea de inteligencia artificial mientras estás ejecutando algo como 5G; es decir, algo que necesita toneladas de datos. Necesitarás, por lo tanto, más conectividad vinculada al almacenamiento, algo que estarás haciendo dinámicamente, con contenedores que vienen y van constantemente. Simplemente no podrás gestionar todo esto con un empleado de TI súper inteligente sentado en una esquina. Todo tiene que ser automatizado y dinámico.

Karam Mansour, Presidente de Apstra, concordó en que los centros de datos están cada vez más distribuidos y que las aplicaciones son realmente importantes. Sin embargo, acotó, otro gran reto son los datos en sí. Cuando todo se está midiendo, se presenta la necesidad de recabar toda esta telemetría lo que plantea un interesante problema; es decir, cómo gestionar los datos. Mencionó que para el caso de las aplicaciones, su empresa ha dedicado mucho tiempo a diseñar procedimientos para, esencialmente, analizar los datos con mayor cercanía a la fuente, para así poder obtener la información necesaria según la intención del caso, desde las aplicaciones relevantes, y en su origen, en lugar de tener que trasladar los datos a través de grandes distancias, ni tampoco acaparando los datos, con el consiguiente costo asociado. Esto requiere, una vez más, considerar el papel del software, para la gestión remota de los datos.

A partir de este punto, la conversación se centró en la automatización inteligente de las redes mediante IBN o Intent Based Networking. Al respecto y respondiendo una pregunta del moderador, Karam dijo que covid-19 realmente ha enfatizado la importancia de la red. Dijo que el sector de redes tenía razones para sentirse orgulloso ya que le había correspondido una gran responsabilidad en suministrar la tecnología de conectividad, que ha permitido a la gente salir adelante en esta crisis. El ejecutivo dijo que hemos podido ver la capacidad de esta tecnología, en acción, ayudándonos a todos a mantenernos en contacto con la familia, mantener la productividad y trabajar desde el hogar. Luego puso de relieve la importancia de la automatización, habilitada por software, que permite a las empresas pivotar según sus necesidades.

John Apostolopoulos, de Cisco, se refirió a la importancia de la seguridad de la automatización en el ámbito de IBN. Es decir, luego de ejecutar procedimientos basados en la intención, o en otras palabras en la auto programación, será necesario confirmar que las redes y las aplicaciones están trabajando según lo previsto. Si este es el caso, los operadores simplemente verán una luz verde en el panel. Si, por el contrario, hay un problema, será necesario identificarlo y que la propia red lo resuelva. Históricamente, esto ha sido hecho por humanos, quienes han detectado los problemas. Los humanos también han estado a cargo de elaborar un diagnóstico. Actualmente, el aprendizaje automático nos está permitiendo detectar la existencia de problemas, y este razonamiento automático puede llegar a la raíz del problema en sí y solucionarlo en su origen. Es ahí que se requiere la inteligencia artificial, tanto para automatizar y optimizar el procedimiento. Por lo tanto, la automatización y las garantías determinarán el éxito del negocio, según el ejecutivo de Cisco.

El moderador planteó entonces la interrogante de si los arquitectos de redes están listos para entregar las llaves, es decir, dejar todo en manos de la automatización y la inteligencia artificial. Respondió afirmativamente Kevin Deierling, quien dijo que la inteligencia artificial solucionaría el problema del Mean Time to Innocence (o tiempo promedio a la inocencia), que implica que cuando algo se rompe, cuando algo deja de funcionar, al primero que se culpa es al encargado de la red, cuando en realidad el problema suele estar en una aplicación o base de datos, o en otro lugar del sistema. La capacidad de la inteligencia artificial de gestionar volúmenes ingentes de datos, detectando la causa específica del extravío de paquetes o problemas de latencia permitiría solucionar el problema. Según el vicepresidente de Nvidia, el mundo está cayendo en la cuenta de que la inteligencia artificial no constituye una amenaza para los técnicos, sino más bien una herramienta. Es sólo una herramienta más, por lo que considero es sólo un tema de educación, dijo. Por lo tanto, los directores tecnológicos y los técnicos no temen perder sus trabajos. Sólo tienen que entender la forma de utilizar estas herramientas avanzadas, ya disponibles. Deierling dijo que las empresas están comenzando a entender que la nube es una forma fundamentalmente mejor de desarrollar y mantener el software, y que también están entendiendo el valor que tiene la nube como motor de la automatización mediante APIs.  Otro reto descrito por el ejecutivo de Nvidia son los departamentos de TI corporativos, quienes no confían en nadie. No confían en el nuevo técnico, y tampoco confían en la asistente virtual basada en inteligencia artificial. Parten de la base que los asistentes virtuales tienen que ganarse su confianza. Por lo tanto, es necesario contar con mecanismos de retroalimentación para que comiencen a confiar en el asistente de inteligencia artificial. Deierling comentó que los resultados comienzan a verse, en el sentido que tales entornos corporativos de TI están comenzando a confiar en que la inteligencia artificial, de hecho, puede ayudarles a solucionar problemas mediante la automatización. En todo caso, precisó que son los primeros días de la IA, pero que vamos avanzando hacia una realidad de tipo Star Trek, donde será posible obtener información de las redes de una manera conversacional, es decir, hablando directamente a la red, lo que tarde o temprano implicará la muerte del panel de instrumentos.

¿Recuerdan el libro que mencioné inicialmente sobre IBN for dummies? Bien, Mansour Karam, Presidente de Apstra, explicó que el libro fue escrito por Jeff Doyle, empleado de la empresa y reconocido autor, quien explica los conceptos fundamentales de esta tecnología, proporcionando una hoja de ruta para las empresas que desarrollan un marco arquitectónico de redes autoadaptables, que permite a las organizaciones transformar todos los aspectos de su red. El libro está disponible para los lectores de Diario TI interesados. El enlace está al pie de este podcast.

El moderador cambió de tema entonces, preguntando al panel sus opiniones sobre la relación entre Wi-Fi y 5G. Tomó la palabra John Apostolopoulos, de Cisco, quien partió señalando que Wi-Fi 6 y 5G se basan fundamentalmente en la misma tecnología de radios y capas MAC, lo que las hace verdaderamente buenas. A su juicio, ambas tecnologías tienen un muy buen desempeño, por lo que a futuro, ambas serán utilizadas indistintamente, en todo lugar y en todo momento, y que los usuarios decidirán cuál es la mejor según el caso, para optimizar la experiencia que les brinde la aplicación, y reducir sus gastos. Dijo que incluso será posible usar ambas al mismo tiempo. Indicó que lo que a la gente verdaderamente le interesa es el rendimiento de extremo a extremo y que se darán casos en que algunas aplicaciones dependerán, indistintamente, de una red corporativa, o de un servidor en un centro de datos, o en la nube, o en la red hogareña 5G de un usuario doméstico. Así, para lograr este rendimiento de extremo a extremo será necesario unificar la red corporativa con la red 5G, para lo cual ambos tipos de acceso deberán estar certificados. Al respecto, mencionó que desde hace tiempo Cisco ha estado abocada a la orquestación basada en APIs para el sector corporativo. Recalcó que una buena noticia para 5G es que será posible contar con tal rendimiento de extremo a extremo en ambos tipos de redes.

Tomó entonces la palabra Kevin Deierling, de Nvidia, quien respecto a la coexistencia de la próxima generación de Wi-Fi con 5G, dijo que en algunos casos se necesitará que 5G haga cosas que tradicionalmente no ha hecho, como por ejemplo escuchar antes de hablar, algo que sí ocurre con Wi-Fi. Esto permitirá la coexistencia en plenitud de múltiples dispositivos, en un espectro compartido. Para que esto ocurra, puntualizó, es necesario que todo sea definido por software, pero acelerado por hardware.

Jeremy Caron acotó que hay muy pocas empresas con los cuales su consultora ha conversado, que tengan una actitud religiosa frente al tema de 5G versus Wi-Fi. Según indicó, las empresas están atentas al debate entre los fabricantes y proveedores de ambas tecnologías. Agregó que los únicos que son muy religiosos al respecto son Ericsson y Nokia.

Llegó entonces el momento de preguntas y respuestas. Levanté la mano por Diario TI y, e hice una pregunta a John Apostolopoulos, de Cisco. Le pregunté la razón de que Open Roaming, una iniciativa de Cisco, haya sido cedida a Wireless Broadband Alliance. La segunda pregunta fue qué empresas deberían incorporarse a la alianza, habida cuenta que esta ha invitado a los interesados a sumarse al proyecto. Apostolopoulos respondió que la razón fundamental de haber donado la tecnología a la alianza fue la intención de ayudar a toda la industria Wi-Fi. Dijo que esto era importante debido a que gran parte de la humanidad usa Wi-Fi en todo el mundo y que, por lo tanto, los problemas también son compartidos por todos. Open Roaming simplifica considerablemente el acceso a las redes Wi-Fi, de una manera segura, con un elemento de privacidad añadida. Respecto de qué empresas deberían sumarse a la iniciativa, dijo que el sitio de Wireless Broadband Alliance ha publicado una lista completa de todos sus integrantes, que incluye fabricantes de dispositivos, proveedores de infraestructura, como es el caso de cisco, y también proveedores de servicios como Verizon, Deutsche Telecom, Orange, también propietarios de torres, etcétera, como asimismo empresas como Boingo, que contribuyen a la ubiquidad de la red.

Alan Zeichick, de Camdem Associates, preguntó sobre la hoja de ruta para Open Roaming. Respondió John Apostolopoulos, señalando que la intención es haber solucionado para fines de este año una serie de retos en el ámbito de la seguridad planteados por la iniciativa, y responder a las inquietudes que han ido planteando las empresas que se han incorporado al proyecto. Indicó que será necesario superar una serie de etapas, con la mayor rapidez posible, teniendo presente que se trata de un proyecto de alcance global. Mencionó que Cisco había planeado hacer un experimento a gran escala con Open Roaming en el marco del Congreso Mundial de Móviles de Barcelona, que fue suspendido este año debido a la pandemia. La intención era que todo quien se registrase para el Congreso tendría la posibilidad de conectarse automáticamente a las redes Wi-Fi disponibles; es decir desde el momento mismo de su llegada al aeropuerto, y luego mientras se desplazaba en los trenes de Barcelona o caminara por el centro de la ciudad, podría conectarse automáticamente a las redes Wi-Fi disponibles. Explicó que la tecnología fue probada por primera vez el año pasado, con buenos resultados. Este exitoso experimento habría generado gran interés en el sector, lo que explica su cesión a la Wireless Broadband Alliance, con el fin de estandarizarlo e impulsarlo.

Bob Friday recordó que operadores como Boingo han estado operando en aeropuertos durante varios años, a lo que Apostolopoulos respondió que open roaming es mucho más que el sistema passport y roaming, ya que incorpora elementos de privacidad y seguridad, que la hacen verdaderamente interesante. Acotó que difícilmente podría abordarse este tema en una respuesta sucinta, ya que el webinar se acercaba a su fin, por lo que invitó a los interesados a visitar el sitio de la alianza.

Y así concluye este primer podcast de Diario TI. Muchas gracias a nuestra amable audiencia. Hasta la próxima.